lunes, 30 de agosto de 2010

CON EL PASO DE LOS AÑOS


Hola amigos en mi vivencias cotidianas hoy he observado en un bar a un señor mayor con el que he coincidido ya varias veces, tomando café he de decir que a éste bar sólo suelo ir, cuando cierra por vacaciones el que habitualmente voy.Bueno hasta hoy la verdad que ha éste señor no lo había observado tan fijamente cómo hoy, cómo todos los días desde hace 20 días he entrado al bar y he pedido un cortado con dos churros que es lo que habitualmente tomo en el desayuno al mirar, a la mesa en la que estaba éste señor he observado que estaba tomandose un café con un churro hasta aquí nada extraño pero, en las sillas que estaban junto a él una cada lado había también un cortado y un churro y que el señor no paraba de hablar cómo si estuviera con alguién más y allí no había nadie.Ya tanto despertaba mi curiosidad que le comento a la camarera que por cierto cómo la veo todas las mañanas he cojido un poco de confianza, oye estoy obsrevando a ese señor y tiene junto a él un café a cada lado y no para de hablar cómo si estuvieran haciéndole compañia a alguien ; y me dice la camarera todos los días hace lo mismo se saca sus cafés se sienta y se pone hablar sólo pero el señor no se nota aparentemente que esté trastonado a la camarera le habla correctamente incluso se había dejado en una banqueta una pequeña mochila y se la ha llevado a la mesa la camarera y le ha dado las gracias muy correctamente,la verdad que he sentido una gran pena al verlo así y me he preguntado que le habrá pasado a éste pobre hombre para comportarse así a veces la cabeza nos juega éstas malas pasadas es un caso digno de ser estudiado,por cierto amigos me ha quedado la duda¿ se tomará los cafés de los compañeros imaginarios o no?mañana le pregunto a la camarera un saludo amigos.

2 comentarios:

  1. Las demencias son lo peor de lo peor.
    No obstante si ese señor es feliz así, que disfrute. Es peor ver a una persona sentada sola y siendo desgraciada de su soledad. Y a veces son mejores los amigos imaginarios que los reales, ¿no te parece?.
    Yo que tú el próximo día en vez de preguntarle a la camarera, cogería mi café y churros y disfrutaría de la compañía de ese señor.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Emibel tienes mucha razón seguramente el hombre estará en la más absoluta soledad me parece una buenísima idea lo de tomar café con él un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar