viernes, 13 de mayo de 2011

HUMOR CHISTES DE LEPEROS

Cipriano, que te acaban de robar el coche en la plaza!'
- '¡ Mierda! Y nadie hizo nada para impedirlo?'
- '¡ Pues cómo que no...! si hemos apuntao la matrícula.'


Dos leperos se encuentran en un camino. Uno de ellos llevaba una bolsa
al hombro.
- '¿Qué tienes en la bolsa?' - dice el otro.
- 'Pollos' - responde el primero.
- 'Si acierto cuantos llevas, ¿puedo quedarme con uno?'
- 'Si aciertas, puedes quedarte con los dos.'
- 'Bueno, pues... ¡Cinco!'


- 'Oye Manuel. A que no sabes qué me compré y puse en mi patio: ¡Un
condensador de protones estroboscópicos con fisionador calimastrado!'
- '¡ EEEEE ! Espera un momento, ¿qué coño es un PATIO?'


Dos leperos alquilaron un bote, van de pesca y dan en un lugar muy
bueno....
- '¡Qué buen lugar este!... Hagámosle una cruz en el piso del bote, así
mañana volvemos al mismo lugar, ¿vale?'
- 'Pero tío, vaya que eres tonto... con razón luego el resto de los
españoles nos hacen chistes crueles...tu qué crees ?... ¿Qué mañana te
darán el mismo bote?'


'Por qué los leperos usan solamente la letra 'T' en sus agendas de
teléfonos?'
- 'Teléfono de Antonio, teléfono de Paco, teléfono de Manuel, teléfono
de Pepe...'


Manuel fue el martes a la zapatería. Después de probarse unos cuantos
pares, eligió unos italianos, muy elegantes. Al entregárselos, el
empleado le advirtió:
- 'Señor, este tipo de zapato suele apretar bastante en los primeros
cinco días..'
- 'No hay problema' -respondió Pepe - 'no los voy a usar hasta el
próximo domingo...'


Manuelito pregunta a su padre:
- 'Papá, ¿puedo salir a mirar el eclipse?'
- 'Está bien, hijo, pero no te acerques demasiado...'


Una pareja lepera está preparando el divorcio, y dice ella:
- Yo me quedo con el nene, Manolo...
- ¡Joder! ¿Y eso por qué?
- Pues porque es mío, no tuyo... -dice ella.
- ¡Pero si tampoco es tuyo! -contesta el lepero.
- ¡Cómo que no!? ¿Y quién lo parió? -pregunta ella...
- No sé... ¿Tú te acuerdas el día que nació, estando en la nurserie me
dijiste 'el nene está sucio, cámbialo'?
- Sí...
- Pues... ¡Lo cambié!!


Se encuentran Venancio y Manolo, pero éste último llevaba un pingüino de
la mano, y Venancio le pregunta:
- Oye, Manolo, ¿pero qué haces con ese pingüino?
- Pues na, que me lo he encontrao, y no sé qué hacer con él.
- Si serás tonto Manolo, ¿por qué no lo has llevao al zoológico?
- Hombre, pues qué buena idea. Hoy mismo lo llevo al zoológico.
Al día siguiente se vuelven a encontrar, pero Manolo sigue con el
pingüino, por lo que Venancio, extrañado, le pregunta:
- ¿Qué ha pasado contigo Manolo, no habéis dicho que llevarías al
pingüino al zoológico?
- Hombre pues lo he llevao, y nos hemos divertido tanto que hoy nos
vamos al circo.

Saludosss amigos espero os guste. Feliz fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario