miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL HUMOR DEL MIERCOLES

Un ejecutivo envía un fax a su esposa:

“Querida esposa: Comprenderás que ahora que tienes 54 años, yo tengo ciertas necesidades que tú ya no puedes satisfacer. Soy muy feliz contigo, te considero una esposa maravillosa y sinceramente, espero que no te sientas herida u ofendida al saber que cuando recibas este fax, voy a estar teniendo sexo en el Hotel Camino Real con Vanessa, mi secretaria, que tiene 18 años. No obstante, llegaré a casa antes de la medianoche”.





Cuando el hombre vuelve a su casa, se encuentra una nota sobre la mesa del salón que dice:

Querido esposo: He recibido tu fax y no puedo evitar darte las gracias por el aviso. Aprovecho la oportunidad para recordarte que tú también tienes 54 años. Al mismo tiempo, te comunico que para cuando leas este mensaje, estaré dándome un revolcón en el Gran Hotel Fiesta con Mikel, mi profesor de tenis que, al igual que tu secretaria también tiene 18 años.

Como además de ser un empresario de éxito, eres licenciado en Matemáticas, podrás comprender fácilmente que estamos en las mismas circunstancias, pero… con una pequeña diferencia:

“18 entra más veces en 54, que 54 en 18″. Por lo tanto, no me esperes esta noche, llegaré mañana.

Recibe un beso de tu esposa que verdaderamente te comprende”/el cura
- (voz femenina) Padre, perdóneme porque he pecado.
- Dime, hija, cuáles son tus pecados?
- Padre, el demonio de la tentación se apoderó de mí, pobre pecadora.
- Cómo es éso, hija?
- Es que cuando hablo con un hombre tengo sensaciones en el cuerpo que no sé como describirlas...
... ... - Hija, por favor, que también soy un hombre...
- Sí, padre, por eso vine a confesarme con usted.
- Bueno hija, y cómo son esas sensaciones?
- No sé cómo explicarlas, por ejemplo, ahora mi cuerpo se rebela a estar de rodillas y necesito ponerme más cómoda.
- En serio?
- Sí, quiero relajarme y quedarme tendida...
- Hija, tendida cómo?
- De espaldas al piso, hasta que se me pase la tensión...
- Y qué más?
- Es como que tengo un sufrimiento que no le encuentro acomodo.
- Y qué más?
- Como que espero un poco de calor que me alivie...
- Calor?
- Calor, padre, calor humano, que lleve alivio a mi padecer...
- Y qué tan frecuente es esa tentación?
- Permanente, padre, por ejemplo, ahora me imagino que sus manos sobre mi piel me darían mucho alivio...
- Hija!
- Sí, padre, perdóneme, pero me urge que alguien fuerte me estruje entre sus brazos y me dé el alivio que necesito...
- Por ejemplo yo?
- Por ejemplo, usted es la clase de hombre que imagino me puede aliviar.
- Perdóname, hija mía, pero necesito saber tu edad...
- Setenta y cuatro padre.
- Hija, ve en paz, que lo tuyo es reumatismo...
/El "Teorema del Salario" de Dilbert establece que: Los ingenieros y científicos nunca pueden ganar tanto como los ejecutivos y los comerciantes".
Demostración:
Este teorema se puede demostrar matemáticamente a partir de los siguientes dos postulados:
Postulado No. 1 : "knowledge is power "(el conocimiento es poder)
Postulado No. 2 : "time is money" (el tiempo es dinero)
Todos conocemos el siguiente axioma:
Power = Work / Time (potencia = trabajo / tiempo)
Considerando que, knowledge = power ;tenemos que, knowledge = work / time
y como time = money tenemos que :
conocimiento (knowledge) = trabajo (work)/ dinero (money)
Si en esta ecuación despejamos la variable "dinero" obtenemos: dinero = trabajo / conocimiento
Así, si "conocimiento" se aproxima a cero, el dinero tiende a infinito, independiente/de la cantidad de trabajo hecho.
DEMOSTRADO: "Cuanto menos sepas, más ganaras"
Si usted, no ha entendido la demostración de este teorema, no se preocupe, seguramente esta gozando de un jugoso sueldo.
. Bueno amigos que pasen un buen dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario