domingo, 23 de septiembre de 2012

EL PARO EN ARAGON

El número de desempleados aragoneses de larga duración casi se ha triplicado desde 2009 y los parados que llevan más de 12 meses buscando trabajo ya suponen más de la mitad del total. Alrededor de 63.000 personas se encuentran en esta situación en la Comunidad, cuya tasa de paro de larga duración ha alcanzado el nivel más alto de los últimos años (52%) y ya se encuentra a solo dos décimas de la media española, según un estudio de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) realizado con datos del INE.

En 2009, el porcentaje de parados que llevaban buscando trabajo sin éxito durante al menos un año apenas era del 18,5%, por lo que esta cifra se ha multiplicado por 2,8 en solo tres años. Desde entonces, el crecimiento de este grupo de desempleados ha sido casi imparable -solo se ha reducido en dos de los últimos 12 trimestres- y solo entre abril y junio de este año aumentó casi cuatro puntos para rebasar por primera vez la alarmante barrera del 50% y pasar del 48,4 al 52,0%.

Con este dato, Aragón se aleja del grupo de comunidades con menor tasa de paro de larga duración, en el que destacan Baleares (41,9%) y La Rioja (45,5%), y se sitúa más cerca de las regiones en las que mayor incidencia tiene este problema, la Comunidad Valenciana (55,3%), Canarias (54,1%) y Andalucía (53,6%).

En toda España, este colectivo ha pasado de tener menos de 400.000 efectivos a finales de 2007 a situarse por encima de la barrera de los 2,9 millones en el primer trimestre de 2012, un nuevo máximo histórico de la serie que ha supuesto un incremento de más de 2,5 millones de personas en esta situación desde el comienzo de la crisis.

El estancamiento del mercado laboral ha causado especiales estragos en la población sin estudios, que encuentra más dificultades a la hora de reorientar su carrera para poder acceder a un nuevo puesto de trabajo. “Dejé de estudiar para trabajar en la construcción, pero en este sector ya no hay futuro y sin más experiencia que la de unos años como albañil es casi imposible encontrar otra cosa”, asegura Andrés Pérez, un zaragozano que, lejos de un año, ya lleva más de dos engrosando las estadísticas de desempleo. Una situación todavía más extrema que durante el primer trimestre de este año compartían casi 30.000 aragoneses, alrededor de un 25% de los parados.

10.000 familias sin ingresos
De hecho, cada vez son más los parados de la Comunidad que han agotado sus prestaciones y subsidios por desempleo y solo cobran los 400 euros del Plan Prepara, así como los hogares que sobreviven sin ningún salario ni prestación, casi 10.000 según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Una situación que ha obligado a los servicios sociales de la DGA y los diferentes ayuntamientos aragoneses a multiplicar subvenciones como el Ingreso Aragonés de Inserción o las ayudas de urgente necesidad del Consistorio zaragozano.

Incluso las organizaciones sin ánimo de lucro se han visto superadas por la avalancha de aragoneses que se encuentran en problemas económicos. “Cada día vienen más familias normalizadas que nunca hubieran pensado que tendrían que recurrir a la ayuda de una organización para seguir adelante”, reconocen desde Cáritas Diocesana, que durante el año 2009 ya tuvo que duplicar las ayudas a hogares aragoneses en situación crítica y para este año prevé que su volumen de asistencia aumente otro 25%.Texto e imagen extraidos de Heraldo de Aragón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario